¡Haz tu reserva!

¡Mejor precio garantizado!

La Historia detrás del Hotel Costabella

Historia Hotel Costabella

Josep Costabella con 25 años fue uno de los pioneros del turismo en la Costa Brava. Comenzó con su esposa Palmira Pardàs alquilando una casa grande de pueblo en primera línea de la playa de Llafranc, reformándola y convirtiéndola en el Hostal Bella Costa. Tuvieron una hija, Roser, que vivió con ellos el boom turístico de los 60. Con esfuerzo y trabajo, lograron adquirir el hostal y lo fueron ampliando hasta 1967, año en el que lo vendieron para construir el Hotel Costabella, de tres estrellas con 22 habitaciones, en la carretera Nacional II en Girona. En aquella época, el establecimiento era reconocido como uno de los mejores restaurantes de la ciudad por banquetes de bodas y comuniones, así como comidas de empresas, más que como Hotel propiamente dicho.

El hotel superó varias crisis, como la económica de finales de los años 70 o la apertura de la autopista que hizo disminuir el tráfico por la Nacional-II. Pero lucharon para innovar, renovarse y hacer un hotel y restaurante de calidad. En él se han alojado desde presidentes a deportistas de élite, actores y cantantes reconocidos.

Cuando en el año 1983 Josep Costabella murió, continuó su mujer con la ayuda de su hija y yerno, el cual más tarde trabajó en la cadena NH Hoteles del que finalmente el Hotel formó parte. A partir de entonces, se hizo la ampliación a las 47 habitaciones actuales.

Tras la muerte de Palmira en 1995 el hotel quedó en manos de su hija y con los años se convirtió otra vez en independiente, adhiriéndose poco después a la cadena comercial Sercotel.

También se llevaron a cabo las reformas de nuevos equipamientos como la piscina, la terraza y la zona Spa con el gimnasio, jacuzzy, sauna, sala de masajes y tratamientos de belleza con el fin de mejorar la estancia de nuestros huéspedes.

Actualmente, Roser Costabella gestiona directamente el Hotel con la participación de sus tres hijos. Todos se han formado y han trabajado también otros campos como la psicología, la arquitectura o la ingeniería, aplicando estos conocimientos para actualizar constantemente el establecimiento.

Pero por encima de todo, se ha querido conservar la esencia, del carácter hospitalario y familiar que aprendieron de sus antecesores, haciendo sentir al cliente acogido y aceptado como en su casa.

Reserva tu habitación en Girona con el hotel Costabella de 3 estrellas ¡una estancia y alojamiento para recordar!
Menu